Consejo Presbiterial

El Consejo Presbiteral nace de la doctrina expuesta en el decreto Presbyterorum ordinis del Concilio Vaticano II: «Todos los presbíteros, a una con los Obispos, de tal forma participan del mismo y único sacerdocio y ministerio de Cristo, que la misma unidad de consagración y misión requiere su comunión jerárquica con el orden de los Obispos, que de vez en cuando ponen muy bien de manifiesto en la concelebración litúrgica, y con ellos unidos profesan celebrar la sinaxis eucarística. Síguese que, por el don del Espíritu Santo que se les ha dado a los presbíteros en la sagrada ordenación, los Obispos los tienen como colaboradores y consejeros necesarios en el ministerio y oficio de enseñar, santificar y apacentar al Pueblo de Dios. (...) Así, pues, por razón de esta comunión en el mismo sacerdocio y ministerio, tengan los Obispos a los presbíteros como hermanos y amigos suyos. (...) Oigan los de buena gana, y hasta consúltenlos y dialoguen con ellos sobre las necesidades del trabajo pastoral y el bien de la diócesis. Ahora bien, para que esto se lleve a efecto, constitúyase, de manera acomodada a las circunstancias y necesidades actuales, en la forma y a tenor de las normas que han de ser determinadas por el derecho, una junta o senado de sacerdotes representantes del presbiterio, que con sus consejos pueda ayudar eficazmente al Obispo en el gobierno de la diócesis.» (PO 7).
El Código de Derecho Canónico, en los cánones 495 al 501 determina el modo de constituir este Consejo así como las características de su funcionamiento. Todo ello está recogido y aplicado al Presbiterio de la diócesis de Barbastro-Monzón en el correspondiente reglamento aprobado por el Obispo diocesano.

Miembros natos:

  • Don Ángel Noguero Ibarz, Vicario General.
  • Don Juan Ignacio Cardona Orozco, Vicario Episcopal de Pastoral.
  • Don José Mª Huerva Mateo, Presidente del Cabildo Catedral.
  • Don Luis-Jaime Clusa Barrabés, Delegado Diocesano para el Clero y la Vida Consagrada.
  • Don Pedro Escartín Celaya, Canciller-Secretario General del Obispado.

Miembros electivos:

  • Don Antonio Vera Palomo, elegido por los sacerdotes del arciprestazgo del Bajo Cinca.
  • Don José Luis Pueyo Jiménez, elegido por los sacerdotes de los arciprestazgos del Cinca Medio y La Litera.
  • Don Rafael Duarte Ortiz, elegido por los sacerdotes del arciprestazgo de Ribagorza.
  • Don Francisco Camón Gavín, elegido por los sacerdotes del arciprestazgo de Sobrarbe.
  • Don Antonio Mozás Palaín, elegido por los sacerdotes del arciprestazgo del Somontano.
  • P. Carlos Latorre Giral, C.M.F., elegido por el estamento de Religiosos y Sacerdotes no incardinados.
  • Don Santiago Villa Martínez, de la Prelatura del Opus Dei, elegido por el estamento de Religiosos y Sacerdotes no incardinados.

Miembros elegidos por el Obispo diocesano:

  • Don José Antonio Castán Ballarín.
  • Don Antonio Plaza Boya.
Tweet

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto