Martes, 04 Diciembre 2018 10:33

«La baraja de las familias» para incentivar la misión diocesana

XXIX DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO - CICLO B - 21 DE OCTUBRE

¡Cambia el mundo desde dentro, escoge carta!

Coincidiendo con la Jornada Mundial por la Evangelización de los Pueblos (DOMUND), como homenaje al que fuera compañero y amigo, el Director Nacional de Obras Misionales Pontificias, Don Anastasio Gil García, recientemente fallecido, verdadero apóstol de la «misión ad gentes», quisiera regalarle aquella «baraja de las familias» que tanto le cautivó. Una baraja integrada sólo por personas. Con este inofensivo juego nos proponíamos transformar la diócesis de Barbastro-Monzón, po­niéndola en clave de SOL-MISIÓN, esto es, hacer visible los diferen­tes modos que tenemos de servir a los demás y de constituirnos en verdaderos «apóstoles de calle». La única razón que tenemos las personas para vivir con sentido y plenitud la vida, no es otra que AMAR Y SERVIR. Justo la misión que realizan más de trece mil misioneros españoles en ciento cuarenta países.

¡Jugar a la «baraja de las familias» es muy sencillo pero, al mismo tiempo, muy comprometido! ¡Quién no ha jugado alguna vez…! El objetivo del juego es agrupar el máximo número posible de familias. El juego se compone de cuatro grandes familias, que corresponden a las cuatro dimensiones de la tarea evangelizadora que luego enumeraré, A), B), C), D),  integradas por varios servicios concretos (en nuestro caso hemos seleccionado 10 pero, por si acaso alguno escogiera otros servicios, hemos incluido en cada familia un comodín).

Cada carta tiene en el centro una fotografía que representa el servicio que esa persona desempeña en la diócesis. Aparecen un número: hasta diez, más el comodín; un icono: (libro abierto, corazón, cruz griega y cirio pascual) y un color: (verde, rojo, naranja y dorado).

Un jugador baraja las cartas y distribuye 4 a cada jugador empezando por la derecha. Deja el resto de las cartas en un montón. El vecino, situado a la izquierda del que ha barajado, habla el primero. Después de comprobar que tiene al menos una carta de una familia, empieza a intentar completarla y para ello pide al jugador que quiera, una carta concreta. Si el jugador tiene la carta, se la da. Si el jugador obtiene la carta sigue su turno; si no, coge una carta del montón y es el turno del siguiente jugador a la izquierda. Cuando un jugador completa una familia la pone delante de él y gana el que más familias consigue completar. Lo más divertido sería que previamente a iniciar el juego, elaborasen un cuadro con los posibles servicios que se dan realmente en la diócesis.

A modo de ejemplo, sin que agote o limite otros servicios posibles, voy a enumerar los diez que entre unos y otros se van impulsando en las diferentes comunidades de nuestra diócesis:

A) La familia de los que son testigos del Evangelio a través del ANUNCIO. El icono es un libro abierto y el color es el verde: 1. Catequistas; 2. Profesores de religión; 3. APJs (animadores de pastoral juvenil-vocacional); 4. Delegado y equipo de medios de comunicación; 5. Mensajeros (los que reparten «Iglesia en Aragón» por las casas); 6. Director y profesores de la escuela de teología; 7. Monitores de tiempo libre; 8. Animadores de los grupos de lectura orante de la Palabra; 9. Responsables de la preparación de cada sacramento; 10. Profesores del CRETA para la formación ON LINE; 11. Comodín; etc.

B) La familia de los que son testigos del Evangelio a través del SERVICIO CARITATIVO. El icono es un corazón y el color es el rojo: 1. Asistente social; 2. Delegado, trabajadores y voluntarios de Cáritas; 3. Delegada y voluntarios de Manos Unidas; 4. Presidenta de la Frater y voluntarios de atención a disminuidos físicos y psíquicos; 5. Equipo de responsables y voluntarios de la casa de acogida; 6. Equipo de atención a los transeúntes y/o inmigrantes; 7. Equipo de responsables y voluntarios del Centro de Orientación Familiar; 8. Delegados y equipo de visitadores de ancianos y enfermos; 9. Director y equipo de responsables del Centro de Solidaridad (dependencias); 10. Delegada y equipo de misiones; 11. Comodín; etc.

C) La familia de los que son testigos del Evangelio a través de la CELEBRACIÓN. El icono es el cirio pascual encendido y el color dorado: 1. Delegado y equipo de liturgia; 2. Lector, acólito y monitor; 3. Ministro extraordinario de la comunión; 4. Equipo de limpieza y ornamentación del templo; 5. Sacristán; 6. Director e integrantes del coro; 7. Organista y otros músicos; 8. Mairalesas; 9. Miembros de la Adoración nocturna; 10. Equipo de arte sacro; 11. Comodín; etc.

D) La familia de los que son testigos del Evangelio a través de la COORDINACIÓN PASTORAL. El icono es la cruz griega y el color es el naranja: 1. Obispo; 2. Vicarios y Arciprestes; 3. Delegados Episcopales y Consiliarios; 4. Sacerdotes y Diáconos; 5. Animadores de la comunidad; 6. Consejo de Consultores; 7. Consejo Presbiteral; 8. Consejo de Pastoral; 9. Consejo de Economía; 10. Confer Diocesana, Junta Coordinadora de Cofra­días, asociaciones, grupos apostólicos, movimientos, Prelatura…; 11. Comodín; etc.

El mundo que Dios sueña para el hombre es un mundo hermoso, lleno de armonía, de belleza, de paz, de libertad, de amor... Un mundo en el que las personas puedan ser felices. Dios, desde el principio, quiso contar con la participación y colaboración de cada uno. Así pues, todos estamos llamados a construirlo. Tú también. ¿Te apuntas? Escoge carta. ¡Cambia el mundo desde dentro!

Con mi afecto y bendición

Ángel Pérez Pueyo

Obispo de Barbastro-Monzón

Tweet

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto